Después de la guerra mi abuelo trabajaba como abogado y mi abuela se quedaba en casa. Mi madre me contó que él siempre llegaba tarde por las noches, y la despertaba para que lo acompañara a calentarse la cena. También dice que la abuela dormía hasta tarde y siempre se quejaba de algo.

22