Mi abuela cuidó a su madre hasta que murió a los noventa y seis años. Los últimos años los pasó en la cama. Recuerdo que de niña me gustaba darle de comer.

38