Viena, 17 de julio, 1991

 

Estamos las cuatro solas en la casa. Cocino todos los días para ellas y tomo fotos. Hoy mi madre me dejó fotografiarla en la tina. Sus senos salían entre la espuma y me miraba seductora. Luego se desnudó en el jardín. En el cuarto oscuro, mientras veía aparecer la foto, sentí un escalofrío.

74