Tenía treinta y cuatro años la primera vez que me hice una prueba de embarazo.

 

Visitamos al doctor Fischl. Hacía ultrasonidos en una salita donde entraba y salía gente.

 

Escribió en el reporte: Paciente con antecedentes de cuatro años de deseo de tener un hijo [Kinderwunsch]. Niños y deseo.

 

Después, otros cuatro años de visitas a médicos, operaciones, inseminaciones, curanderas.